Abogados colegiados del ICAB viajan a la City londinense

Es clave fomentar el networking

Carmen Varela, abogada experta en derecho de familia en los últimos veintiséis años, desde hace uno al frente de un despacho propio, Carmen Varela Abogados de Familia.

Desde su blog, uno de los más conocidos del sector, analiza la problemática cada vez más compleja en familia. “Ha sido una experiencia muy intensa. Ahora viene el periodo de reflexión para, de lo visto, qué podemos aplicar a la gestión del despacho”, apunta.

Y es que en estos dos días de intensas reuniones “hemos podido conocer cómo funcionan los despachos ingleses por dentro de diferentes especialidades».

«También hemos entendido las diferencias existentes a nivel de abogacía entre barrister y solicitors y ver su sistema de trabajo, muchas de las cosas no pueden aplicarse a nuestros despachos, muchos de ellos son grandes estructuras por encima de los doscientos abogados”, aclara.

Entre las visitas institucionales que realizaron este grupo de abogados del ICAB, Varela destaca la realizada a la Law Society, máximo órgano de control de la abogacía en este país, donde se fiscaliza el trabajo de estos profesionales y los abogados están obligados a pagar el 30% de los honorarios a esta entidad”.

Varela reconoce que ha regresado a Barcelona en su agenda con algunos contactos de estos colegas ingleses “además el grupo que hemos acudido a la llamada del ICAB ha empatizado mucho».

«Somos abogados de familia, mercantilistas, penalistas o de derecho laboral con lo cual es posible que la relación profesional se mantenga en el futuro”.

De la gestión de los despachos ingleses “llama la atención la apuesta que hacen por la gente joven, a la que dan responsabilidades en seguida. En alguna presentación de estos despachos han sido impartidas por estos jóvenes juristas».

«Y es que en estos bufetes la promoción de estos letrados está clara y se gestiona de manera rápida desde que ingresa en el propio bufete”.

Otra cuestión que le llamó la atención es la racionalización del negocio “está todo medido y calculado. En muchos de ellos hay una persona que se ocupa de anexar e indexar documentos y de ordenar la documentación que reciben de los clientes».

«Es una figura que podría encajar en los despachos medianos porque permite al abogado hacer su trabajo y ser más rentables”.

Los abogados que han acudido a este encuentro profesional han podido comprobar la preocupación de sus colegas ingleses por el Brexit. “Muchos de ellos ya están preparados para esta salida, aunque no acaban de saber cuál será el impacto real de la salida de Reino Unido de la UE”.

Habrá que ver cuál es el futuro de los Reglamentos y convenios suscritos por este país si dejan de ser europeos “es importante saber gestionar el impasse que se genere”, aclara Varela.

Consulta la Notícia completa en: confilegal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.